domingo, 13 de mayo de 2012

Veintisiete de la Ternura del Eterno Presente

Veintisiete de la Ternura del Eterno Presente de la Vida. Poco falta para que comencemos este último mes en el que celebraremos nuestro primer aniversario, el primer aniversario del Eterno Presente. En realidad no hay nada que celebrar, porque el Eterno Presente es siempre una fiesta; la Alegría, el Amor, la Paz y la Fraternidad festejándose perennemente. No son poesía, porque las verdades no pueden disfrazarse de poemas: están desnudas para quien sabe y quiere verlas; para los demás son como el aire, una especie de nada en la que dicen que hay algo, un algo imprescindible para vivir. En el Eterno Presente no existe la ironía, y mucho menos el sarcasmo malicioso, así que los hombres de la vieja era no podrían soportar el interminable aburrimiento de vivir en él sin decir una palabra. Ellos tenían miedo de ciertos monstruos, y es que las verdades más bellas son monstruos horribles para quienes no saben ni quieren contemplarlas y disfrutarlas. En realidad los monstruos están en sus propias retinas distorsionadas. Es el hombre el creador de todos sus monstruos. En el Eterno Presente de la Vida, todo es Belleza y Bondad.

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario